Añadir a favoritos | Recomendar |
Titulares
NOTICIAS ALIMENTARIAS
Aceites | Aliño y Condimentos | Aperitivos | Bebidas | Cafés, Infusiones | Cárnicos y Huevos | Congelados | Conservas
Frutas y Hortalizas | Lácteos | Legumbres, Pastas | Panadería, Pastelería | Pescado | Platos preparados | Vinos y Espirituosos
  España
  Internacional

Portada Noticias
ESPAÑA
Extractos de brassica
Sabores cárnicos en productos vegetales
Los extractos de Brassica podrían ayudar a dar sabores cárnicos a los productos vegetales.
28/10/2009 Eurocarne
 

Enviar   Imprimir   Disminuye letra Aumenta letra

La tendencia a la obtención de sabores lo más similares a la carne, y en concreto a algunos de sus cortes, han motivado que varias empresas se hayan interesado en investigar este campo y al desarrollo de algunos de ellos. Ya están siendo utilizados dentro de productos como sopas, salsas, snacks, platos preparados y otros productos libres de carne.

El tratamiento enzimático mediante las proteínas de Brassica, un género de plantas de la familia Brassicaceae, podría permitir simular sabores similares a la carne dentro de los productos vegetarianos, según un estudio realizado por la Universidad de Henan (China) y por la Universidad RMIT de Melbourne (Autralia).

Los investigadores prepararon proteínas, a partir de Brassica. sp. Mediante una extracción alcalina seguida por una precipitación ácida. A esto le siguió una hidrólisis enzimática de doble uso de la proteasa As1.398 Genencor y Flaourzyme Novozyme. Estos hidrolizados fueron utilizados para producir sabores similares a la carne mediante la variación del pH y la temperatura.

Según el estudio, publicado en Food Chemistry, el tratamiento del producto con temperaturas entre 100 y 120 ºC han dado lugar a productos con sabor a carne cocinada, mientras que si el tratamiento se hace por encima de 140ºC el sabor del producto es a carne asada. Los resultados muestran que la temperatura y el pH influyen en el número y en la cantidad de productos ya que la formación de compuestos aromáticos de la carne se vio favorecida por los pH bajos.

Los mejores resultados se obtuvieron con temperaturas de 160ºC y un pH 4,0 mientras que a 180ºC y pH 8,0 el panel de cata detectó un olor a quemado.



 
 
 







  portada  



PORTADAContactoPrensaPublicidad
© Copyright Quantum Digital Group, S.L.