Añadir a favoritos | Recomendar |
Titulares
NOTICIAS ALIMENTARIAS
Aceites | Aliño y Condimentos | Aperitivos | Bebidas | Cafés, Infusiones | Cárnicos y Huevos | Congelados | Conservas
Frutas y Hortalizas | Lácteos | Legumbres, Pastas | Panadería, Pastelería | Pescado | Platos preparados | Vinos y Espirituosos
  España
  Internacional

Portada Noticias
ESPAÑA
Consejos
Puleva: Leche y cereales contra el insomnio
El insomnio es un problema frecuente en nuestros días, donde las prisas y el estrés dominan nuestra vida diaria. Una alimentación adecuada puede ayudarnos a dormir mejor.
30/08/2013 -
 

Enviar   Imprimir   Disminuye letra Aumenta letra


La alimentación es cómplice de nuestro descanso

Entre los múltiples remedios que conocemos para vencer el insomnio se encuentra una adecuada alimentación.
Ésta debe ser equilibrada, cubrir las necesidades energéticas del organismo y debe repartirse a lo largo del dia en cinco tomas.

Sin duda una de las comidas del día que más influye en nuestro descanso es la cena.

Una de las cenas más recomendables para inducir al sueño es la combinación de cereales y leche, que es un alimento muy adecuado para tomar por la noche.

Los cereales

Los cereales son una fuente de hidratos de carbono de absorción lenta, que son saciantes y garantizan una liberación lenta de azúcares a la sangre.

Por su lado los hidratos de carbono son unos excelentes inductores del sueño, quizá porque provocan la liberación paulatina de energía y porque al parecer favorecen la producción de serotonina.

La leche

Por otro lado, la leche posee una sustancia llamada triptófano. El efecto sedante de un vaso de leche tibia puede deberse fundamentalmente a su contenido en triptófano.
El triptófano es un aminoácido esencial, necesario para el crecimiento normal de los niños y para mantener el equilibrio nitrogenado del organismo, y como tal debe estar presente en la dieta. Este aminoácido es precursor de un neurotransmisor producido de manera natural por nuestro sistema nervioso, la serotonina. La serotonina está implicada en la regulación del sueño, el apetito y el ánimo.

El triptófano también es un precursor de la niacina,(también llamada ácido nicotínico, que es una vitamina hidrosoluble del grupo B).

Pero, aunque el triptófano puede actuar como un inductor del sueño y relajar el sistema nervioso, su acción puede verse potenciada por la presencia de otros componentes de la leche, como son el calcio y el magnesio.

El calcio y el magnesio pueden tener un efecto calmante y son necesarios para el equilibrio de nuestro sistema nervioso.

Si la leche es desnatada tendrá menos grasa. Esto es beneficioso para el sistema cardiovascular, sobre todo si tomamos grasa en cantidad con otros alimentos como carnes, embutidos, etc.

Pero hemos de tener en cuenta que si la leche pierde la grasa pierde las vitaminas A y D que van disueltas en la grasa. Por ello sería conveniente que la leche tuviera estas vitaminas añadidas.

La combinación de leche y cereales

Las proteínas de los cereales combinan muy bien con las de la leche, aumentando la calidad de la misma, ya que se complementan muy bien.
La leche es pobre en metionina y los cereales son ricos en ella.

La leche es rica en lisina y el trigo no la contiene. La leche aporta triptófano y el maíz no lo aporta.

Además los cereales son ricos en vitaminas del grupo B y la leche, además de vitaminas A, D, también es rica en vitamina B2 y B12. Las vitaminas del grupo B en conjunto son necesarias para el equilibrio del sistema nervioso.


 
 
¡Plazo de matrículación abierto!



 
 










  portada  



PORTADAContactoPrensaPublicidad
© Copyright Quantum Digital Group, S.L.